AFRICAENCINE

Para los amantes del cine y la cultura africana…

Mascarada/Masquerade

Bajo un título tan sugerente como Mascarada (Masquerade) y dentro del marco más amplio que compone el Festival Internacional de Fotografía de Castilla y León, se reúnen en Salamanca desde octubre y hasta el mes de diciembre más de treinta artistas nacionales e internacionales que reflexionan sobre el tema sirviéndose del medio fotográfico así como de las amplias posibilidades que ofrece el formato video, tan en boga en la actualidad.

Desde sus origenes hace más de siglo y medio, la fotografía ha pretendido, por su esencia material y técnica, representar la realidad sin servirse de “filtros” pero, al mismo tiempo, la amplia tradicción artística a sus espaldas (pintura, grabado, teatro, ópera y danza, sobre todo) provocó la teatralidad de sus modelos y composiciones devolviéndonos unas obras difíciles de entender separadas de la intención de su realizador y de unas circunstancias sociales, culturales y artísticas determinadas por el medio histórico en el que se enmarcan. La objetividad de un retrato o de un paisaje no es tal puesto que la mirada (del fotógrafo y del espectador) está condicionada por unos usos que la preceden, que la dirigen y educan, y de los que somos prisioneros.

Si alzamos la vista atrás, la evolución que ha seguido la fotografía (herederos directos de la cual son el cine, el vídeo y las nuevas tecnologías) ha fluctuado siempre entre los dos polos –realismo y ficción- que han ocupado a buena parte de la reflexión teórica en torno al arte y que no son sino reflejo de la problemática sobre la representación de la edad contemporánea en Occidente. La “mascarada”, el tema del disfraz y el travestismo, de la dualidad y el espejo, del ocultamiento y el desvelamiento, de lo real y lo fingido, de lo mostrado y lo escondido en lo visible, de lo dramáticamente teatral y lo “inocuamente” vanal… todos estos aspectos aluden directamente a un problema más amplio que se sitúa en la esencia del fenómeno artístico: cómo, a través de una obra de arte, el ser humano puede llegar a conocerse mejor gracias a instrumentos como la ironía, la (auto)crítica o el narcisismo reconocido, todos válidos como expresiones de personalidades diversas, ricas e intencionadamente coherentes.

El mundo contemporáneo adolece de un mal muy extendido entre sus habitantes debido a los nuevos espacios de habitabilidad, a las relaciones sociales espaciadas o casi inexistentes y a la incomunicación por el ritmo frenético de nuestras vidas: la esquizofrenia, y quizás nada más sino este desdoblamiento de la personalidad es lo que realmente encontramos en muchas de las series de fotografías que se nos ofrecen. No sólo se nos habla de una patología del ser humano como actor de su presente sino que, como espectadores, practicamos esta visión desdoblada pero enriquecedora, que nos llevará a reflexionar abiertamente sobre aspectos cruciales que conforman nuestra personalidad y que nos resultan tan complicados de expresar con palabras…

Para trabajar sobre este tema la fotografía es idónea por su propia esencia como medio reproductor de una realidad de manera (supuestamente) mecánica que ofrece un crisol casi infinito de posibilidades al enfrentarse al problema.

En Salamanca, y tomando como centro simbólico la amplia exposición que acoge el DA2, se diseminan en varias sedes por toda la ciudad creadores consagrados de la talla de Claude Cahun, R. Eugene Meatyard, Valie Export, Cindy Sherman o Fergus Green, entre otros, codeándose con nuevas figuras como Ulrike Ottinger, Yeondoo Jung,Yinka Shonibare o Janieta Eyre. Esta enumeración sin ánimo de valoración o de exhaustividad evidencia cómo la apertura del tema nos hace viajar a través de corrientes artísticas contemporáneas tan interesantes como el transgénero, la crítica post-humanista, los nuevos usos del retrato, la narratividad y sus revisiones, el documentarismo y la postmodernidad más barroca (no en vano muchos de los artistas ya habían estado presentes en la exposición Barrocos y neobarrocos organizada por el DA2 hace dos años y con Javier Panera como comisario común).

En pocas ocasiones se nos brinda la oportunidad de poder disfrutar de un grupo de artistas de estas características en nuestra ciudad, con unas propuestas tremendamente intensas, comprometidas con un determinado mensaje e interesantes en su fuerza expresiva, que obligan a un discurso meditado y serio que no ha de quedar en la exterioridad de sus imágenes sino que obliga a ir en busca de esa realidad escondida tras el boato de sus disfraces, de la calidad de su técnica o de sus pensadas composiciones. Porque, sabemos que la realidad que se nos muestra no es objetiva pero su representación contiene las claves de una lectura cargada de una verdad personal, auténtica y humana… la única que, en brevísimos momentos, se nos es “permitido” intuir a las personas. Por ello, no dejemos de aprovechar la ocasión.

Beatriz Leal Riesco

Publicado en:

CULTURAS, Suplemento de Artes y Letras

TRIBUNA de SALAMANCA

Domingo, 8 de octubre de 2006

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en septiembre 18, 2011 por en Arte, Cine y etiquetada con , , , .

No sólo cine africano; cultura, música, arte, literatura y cine, mucho cine…

Categorías / Categories

Archivo / Archive

A %d blogueros les gusta esto: