AFRICAENCINE

Para los amantes del cine y la cultura africana…

Hayao Miyazaki, o el ánime conquista Occidente

Cuando, un par de años atrás, el Oso de Berlín y el Oscar otorgados a El viaje de Chihiro (Spirit Away) consagraron definitivamente a Hayao Miyazaki en el plano internacional su trayectoria creativa parecía estar llegando a su fin. El indiscutible soberano de la animación japonesa nacido en la época de la Segunda Guerra Mundial cargaba en sus espaldas demasiadas décadas de trabajo incansable antes y después de la creación del famoso estudio Ghibli (una poderosa estructura productiva que se ha erigido como ejemplo de trabajo corporativo allende sus fronteras) las cuales habían debilitado una salud maltratada por el exceso de tabaco, las comidas copiosas y los horarios descabellados autoimpuestos para  realizar sus “magnas” obras.

La distancia que sigue existiendo entre Oriente y nuestra cultura eurocentrista se demuestra en nuestra estrategia política, social y económica de seguir manteniendo cerrada la posibilidad de distribución a productos de tan alta calidad como las que han ido llegando a cuentagotas del imperio de los dibujos animados japoneses (el anime: japonización del término anglosajón animation) o del cine de ficción “realista” de este país (con un desconocido sistema de producción similar al estadounidense de grandes estudios que controlan el mercado). Las actitudes son dos: tomar lo expresamente diferente (manteniendo por tanto la distancia narcotizante de recepción) o lo facilmente asimilable de modo que nada quede fuera del control del pensamiento institucionalizado. Que la figura más (re)conocida del cine japonés en el exterior sea Akira Kurosawa (el más occidentalizado de la indiscutible tríada de autores clásicos Ozu-Mizoguchi-Kurosawa) vuelve sobre la necesidad de encuadrar y someter a esquemas habituales de nuestro imaginario lo “distinto” sin realizar una recepción abierta, crítica y productiva. Esto es lo que sucede cuando nuestras pantallas se atreven a proyectar realizaciones como La princesa Mononoke o la actualmente en cartel El castillo ambulante (previamente abaladas por premios y con éxito en otros países además del de origen donde son verdaderos fenómenos sociales). La publicidad (en el caso de que exista) se dirige a un público infantil que no tiene por qué ser necesariamente su destinario (prejuicio ligado a su técnica que anida en la mentalidad de cualquier espectador sea cual sea su formación y que impide el disfrute no mediatizado de la obra). La belleza de sus composiciones, la temática fabulística y una música con funciones similares a las del coloso Disney parecen acercar sus películas a los niños. Sin embargo, su destinatario es el ser humano universal independientemente de su edad al tratar temas tan contemporáneos como la ecología entendida como unión entre el hombre, la tecnología y la naturaleza (de proveniencia shintoísta), el papel esencial de la mujer en la vida y en la historia o la necesidad de la memoria para no olvidar unas tradiciones que nos ayudan a enfrentarnos a un presente marcado por conflictos y guerras a evitar.

Ejemplo paradigmático de la compleja y trágica relación con sus raíces que Japón ha conocido bajo el nombre de la modernización, Miyazaki, ligado por procedencia familiar a una clase social comprometida con la guerra, por decision ideológica a un marxismo igualitario y pacifista y por formación cultural a una tradición literaria anglosajona, en su subconsciente laten los fantasmas de la riquísima tradición popular. Su amor por Italia y Europa le hacen ambientar habitualmente sus fábulas (salvo El viaje de Chijiro) en un Occidente imaginario como el Oriente soñado por tantos artistas occidentales. Se trata de una espejo invertido que nos devuelve imágenes familiares mezcladas de mil formas distintas para conformar un crisol de misterioso e inmenso subconsciente colectivo universal.

Por tanto, su ingente obra es sintomática de las inmensas posibilidades de acercamiento, de trasfondo común y de posibilidad de encuentro entre dos mundos que, en la actualidad, se sienten obligados a convivir en un espacio común a causa de la fuerte inmigración y el creciente poderío del Imperio asiático chino. La moda de lo gastronómico, de los objetos kitch, los manga y el anime marcan nuestro consumo conformando la nueva cultura urbana del siglo XXI.

Acercarse a una obra tan importante en el panorama actual cinematográfico y dentro de la historia universal de las artes no necesita más palabras que aquellas que pronunciara su conciudadano Akira Kurosawa: “Creo que ambos pertenecemos a la misma escuela; compartimos el mismo rigor y el mismo gusto por las historias humanas a gran escala. Sin embargo, me sigue molestando cuando los críticos equiparan nuestros trabajos. No se puede disminuir la importancia de la obra de Miyazaki comparándola con la mía”. Reconocer su lugar y su calidad adentrándose en su producción abre inmensas alternativas en un presente marcado por la necesidad del diálogo, del conocimiento del otro y de la búsqueda de un mundo donde los encuentros alejen las diferencias irreconciliables. A pesar de que la distribución (en sala o en formato VHS o digital) siga siendo escasa Internet permite disfrutar de buena parte de su filmografía, eso sí, dejando todos nuestros prejuicios aparte.

Beatriz Leal Riesco

Publicado en:

CULTURAS nº 68, Suplemento de artes y letras

TRIBUNA de SALAMANCA

Domingo, 2 de abril de 2006

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en septiembre 18, 2011 por en Arte, Cine y etiquetada con , , , .

No sólo cine africano; cultura, música, arte, literatura y cine, mucho cine…

Categorías / Categories

Archivo / Archive

A %d blogueros les gusta esto: